martes, 30 de mayo de 2017

Reseña Manga - Planetes

Información básica
Guion: Makoto Yukimura
Dibujo: Makoto Yukimura
Género: Recuentos de la vida, Espacial, Ciencia-ficción, Psicológico
Demografía: Seinen/Josei
Número de capítulos: 27
Número de tomos: 4
Fecha de publicación: 1999-2004

En mi biblioteca. Licenciado por Panini Comics. Actualmente (2017) descatalogado, es posible encontrarlo de segunda mano.


Sinopsis
En un futuro no muy lejano, la humanidad saldrá de su cuna, el planeta Tierra, y empezará a conquistar del espacio. Esta es la historia de Yuri, Hachimachi, Ai y Fee, unos simples recuperadores de deshechos espaciales que trabajan duramente en la órbita terrestre para limpiarla de basura, mientras la Humanidad, ya aposentada en la Luna y Marte, prepare su gran incursión hacia el sistema joviano. Pese a estar en el espacio, nadie está exento de las pasiones humanas y mucho menos de los peligros inherentes a ese entorno hostil. Por encima de todo, esta es una historia de carácter humano…
-Sinopsis sacada de ListadoManga-






Edición
Bueno, es una licencia de Panini del año 2005 y eso se nota mucho en la edición.
Primero de todo, cabe mencionar que esta edición tiene algunas páginas a color, unas 16 por tomo, y por el precio que tiene, de 7,95€ a 9,95€ en función del número de páginas, me parece bastante aceptable.
Como son de hace más de una década los lomos no están cosidos y encolados, sino que solo están esto último por lo que es más fácil que se caigan las hojas si lo abres mucho. Aunque, yo los he conseguido de segunda mano y están perfectos los lomos y, por ahora, no me da la sensación de que les vaya a pasar nada.

En cuanto a lo de dentro ya entramos en un terreno más fangoso, ya que, para empezar el índice está puesto en la solapa interior. No sé cómo es la edición japonesa, pero lo de este índice es raro. Aparte, está mal hecho, las páginas señaladas no concuerdan con las del tomo (en los 2 primeros tomos, pero vamos, que son 4) y, en el tomo dos el extra está a mitad de tomo, pero lo señalan al final del índice.
También tiene algún que otro problema de rotulación: en el tomo 1 el capítulo 1 se le pone el nombre del segundo capítulo, en el tomo 2 la phase 11 se la nombran como la 10 y alguna que otra palabra que le falta una letra.
En cuanto al tomo 3, este tiene mal corte y casi se come varias veces los números de las páginas, aunque esto tampoco afecta a la lectura porque los bocadillos están intactos.
Por último, decir que las onomatopeyas están traducidas y rotuladas íntegras por lo que no se conservan las originales japonesas, como sí que se suele hacer actualmente a la hora de “subtitularlas”.


Para no acabar tampoco de forma negativa decir que en el cuarto tomo no he encontrado defectos por lo que puedo pensar que según avanzaba su publicación fueron mejorando, lo cual no los exime de culpa, pero sí que es remarcable la progresiva mejora.



Opinión sin spoilers
Dibujo
El señor Makoto tiene un dibujo bastante sorprendente. Los personajes se sienten muy reales y naturales, sus caras son similares, pero todas distinguibles y sin llegar al absurdo de pelos ridículos o personajes superdeformados que no vienen a cuento.
Los detalles de los edificios, las naves espaciales, los deshechos, etc. están superbién representados, bastante fieles a la realidad y/o a lo que los científicos estiman que podrían llegar a ser.


Ambientación
Creo que no es un secreto que los temas científicos son, de lejos, algo que me apasiona y, como conocedor del tema, puedo notar más cuando algo está bien hecho y valorarlo así más por el enorme esfuerzo que han puesto los autores en documentarse. Es por eso que el tono de este manga, a caballo entre un recuentos de la vida y uno de aventuras espaciales, me encanta.
La atmósfera es opresiva cuando tiene que serlo, las transiciones hacia el tono humorístico están bien llevadas y éste se usa para caracterizar a los personajes.
La casi paridad entre hombres y mujeres, las distintas culturas y razas que hay, todo esto tratado de forma completamente normal, sin estereotipos, hace ver este manga acorde con la época a la que está haciendo alusión.

Personajes
Bien creados, vas conociéndolos poco a poco, sin exposición que rompa demasiado el desarrollo de la obra, haciendo clara alusión al «No me lo cuentes, enséñamelo».
A lo largo de la obra conoceremos a un montón de personajes, estando muy bien desarrollados los secundarios de cada historia al centrarse en ellos de forma específica, lo cual, para ser una obra de tan solo 4 tomos es algo muy remarcable.

Trama
Tal vez la parte más difícil de valorar, como manga costumbrista no tiene un objetivo fijo, pero estos usualmente son de ambiente escolar y sabes que terminarán en la graduación. Este no, este cubre distintos personajes, con distintas historias, algunas concluyen en ese mismo capítulo, otras dan para un tomo entero.
Es algo diferente, se siente orgánico, es, como dice el nombre del género, un “trocito de vida”. Se nota que recoge solo una parte de lo que han vivido los personajes, pero una parte interesante, una parte que merece ser leída, una parte que aporta algo y a la vez nada. A fin de cuentas, eso es la vida, un conjunto de acciones sin propósito que algunas sirven para algo y otras no.



¿Deberías leerlo?
Pues la verdad es que no sé.
Este manga no va a aportar una historia trepidante con grandes giros. Esta obra va sobre los personajes, su mundo y los conflictos que han tenido para llegar a ser los que son y con qué lidian ahora para actuar de determinada manera.
Tienes que saber a lo que vas, pero dentro del género de retazos de la vida tiene una ambientación bastante distinta que le da un toque de frescura y, si eres fan de la exploración espacial es muy probable que te encante.
PUNTUACIÓN TOTAL: 8,1325


------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------
------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Opinión con spoilers
A la hora de analizar el manga he tenido serios problemas a hora de dividir la trama y la ambientación, pues para esta última suelo hablar de los temas que trata la obra más de forma sutil, pero con esta obra me he encontrado con un problema, todo era sutil. Todo tenía que ver en ambientación por lo que la división que he hecho no me parece muy clara y creo que si volviese a escribir algo sobre la obra de aquí a unos años habría bastantes cambios de posiciones entre estas dos importantes divisiones que suelo hacer.
Dicho esto, espero ser lo más claro posible y que se entienda (más o menos) porque he puesto cada cosa en esa parte específica.


Dibujo
El dibujo del manga es bastante sorprendente.
Los personajes tienen un rango de edad bastante amplio, que va desde niños hasta personas que deben de rondar los 70 u 80 años.
Las caras son muy expresivas, con una gran caracterización y que sabes en que piensa cada personaje solo con verle, sin un monólogo interno tan típico de este medio.
Los edificios, naves y desechos espaciales están muy bien dibujados. Fieles a la realidad actual y sin pasarse a la hora de imaginar el futuro, como pasa en muchas obras del género que parece que todo tiene que ser supernovedoso sin pararnos a pensar en la funcionalidad del objeto.
Las doble páginas de este manga son alucinantes, aquí un ejemplo.

PUNTUACIÓN: 8,15


Ambientación
Bastante intimista, cercana a los personajes, con unos planos de la nave de recogida de basura espacial que se nota que el espacio dentro de la misma es escaso. Se nota la asfixia que sufren los personajes dentro y fuera de ella, esta última marcada por los trajes espaciales y como son el fino hilo que los ata a la vida.
La comedia es bastante ligera y en ningún momento parece sacada de contexto, la situación es tensa cuando tiene que serlo y relajada cuando quiere que respiremos junto a los personajes. Esto último se ve muy bien en los capítulos en a Tierra.

Multiculturalidad y paridad de género en la era espacial
Año 2077, 60 años en el futuro que se dice pronto. El ser humano se ha establecido de forma definitiva en la Luna y empieza su conquista interplanetaria. Cuan grandes podemos llegar a ser y que tan alto podemos llegar cuando nos unimos.
Remarcable para la era actual, pero esperemos que la norma en un futuro, este manga nos mezcla una cantidad de personas de diferentes culturas de forma orgánica, se presenta una persona islámica orándole a La Meca en pleno Marte y su compañero, Goro, actúa con toda naturalidad ante dicho acto. Ni lo señala, ni lo discrimina, ni se mofa de él; simplemente es una costumbre como otra cualquiera.
En la nave conviven personas de diferentes partes del mundo: rusos, japoneses, brasileños, estadounidenses, etc. y ninguno hace ademán de deprecio por la procedencia del otro, no hay burlas. Otra cosa es el idioma que manejan, supongo que usarán el inglés que por lo que parece se ha extendido por todo el globo y es la norma como se puede ver cuando Yuri visita a la familia de Hachimaki.
En cuanto a la paridad de género creo que está bastante bien lograda, aunque tiene sus fallos. No hay ninguna referencia machista (al menos que yo me haya dado cuenta). La mujer también está bastante integrada, sí que se nota que hay más astronauta hombres, aun así, las mujeres tienen puestos importantes y no se las cuestiona ni su rango ni su liderazgo. Un ejemplo muy claro de esto es Fee, la piloto y jefa de la nave en la que trabaja Hachimaki, miembro imprescindible de la cuadrilla y salvadora de la Tierra, literalmente al impedir un ataque terrorista en la órbita baja.

Selenitas, astronautas y la soledad espacial
La soledad y la sensación que trasmite esa inmensidad negra que los humanos llamamos espacio exterior es uno de los temas troncales sobre los que pilota la obra y que vuelve sobre él una y otra vez.
A través de los distintos astronautas nos llegan mensajes de lo desolador que es el espacio, de cómo allí estas solo y que a la mínima puedes morir. Se habla de lo que le pasaría a un cuerpo humano si se quedase a la deriva en el espacio, completamente aislado en esa oscuridad que poco a poco te arrastra.
Todo esto es muy cruel y como contrapeso se nos introduce a la chica selenita. Ella nunca ha pisado la Tierra y, como persona que solo ha conocido el negro, no le tiene miedo a la profunda nada, lo ve natural. Es una forma bastante idílica de ver el futuro espacial, donde la humanidad no eche de menos la tierra, los árboles, los ríos,… pues nunca lo has conocido. Puedes saber que existe pero, si no has vivido con ello una gran parte de tu vida, nunca tendrás esa sensación de «no pertenezco aquí, quiero regresar a casa».
Todo esto es trasmitido por la selenita, pues su mar es la gélida Luna y su cielo la profunda oscuridad.

Barón, el concepto
No termino de entender la introducción de Barón.
Es un personaje extravagante, introducido de forma más bien artificial y que choca terriblemente con toda la atmósfera que se había creado durante toda la obra. La obra ha querido permanecer fiel a la realidad, ha usado base científica y lo que se ha inventado no contradice en ningún momento algún postulado básico. Por todo esto Barón es como una piedra que perturba la superficie de un estanque, lo revuelve todo y deja, lo que antes parecía ordenado, hecho unos zorros.
Tal vez aquí está el punto que quiere trasmitir el autor, que se note ese choque entre natural y artificial, entre lo humano y lo alienígena.
Entonces lo que no entiendo es por qué Barón actúa tan raro, si han tenido suficiente tiempo como para replicar la estructura de un humano y que así que no resalte, ¿por qué no se ha aprendido las costumbres? Si quería integrarse como uno más ¿por qué destacar tanto como para que otros lo consideren una persona loca? Y si en verdad es una persona, porque pintarla tan extravagante, casi parece neurótica, y dudo bastante que pasase el test psicológico para poder ir al espacio.
Es algo que no me termina de cuadrar, puedo entender lo que se ha intentado pero no lo veo, demasiadas lagunas, demasiadas cosas que parecen que si pero en realidad no terminan de encajar.

PUNTUACIÓN: 7,3


Personajes
El manga cuenta con un elenco de cuatro personajes principales muy distintos entre sí y que permite abordar desde distintas perspectivas el espacio y como se está viviendo la era espacial.
Tenemos a la persona que lo ha perdido todo en el espacio que sirve como introducción, la que es cínica frente a un ambiente tan hostil, la que se permite conservar algo de fe pese a todo lo que pasa a su alrededor y la que ha visto demasiadas cosas como para dejarse intimidar. Todos ellos son mostrados poco a poco, según avanza la historia, sin presiones de ningún tipo ni una exposición exagerada que rompa el ritmo de lectura.

Yuri o como presentar un mundo y su conflicto
Tienes 2 páginas en las que se ve a Yuri con su esposa y se nota que se quieren un montón, tras esto se ve quebrarse el cristal por un diminuto agujero y como la nave es volatilizada. Salto a futuro y tenemos a Yuri recogiendo basura espacial. De forma natural, debido a un impacto en la nave, se nos introduce que los objetos en órbita espacial pese a ser muy pequeños pueden causar grandes destrozos (agujero de la nave). PUM, hacemos conexión y sabemos que la mujer de Yuri falleció debido a la basura espacial.
En poco más de 20 páginas sabemos la historia de Yuri, su pasado, porque hace lo que hace y, además, esto sirve de introducción para plantear el conflicto de la basura espacial y como producirla en masa es catastrófico para las personas.
Es una introducción magistral, sutil pero que luego se reafirma al usar a los personajes para confirmarla, ya que Hachi no conoce las 2 primeras caras que el lector sí.

Hachimaki, un protagonista diferente… o no tanto, y una mirada a la realidad espacial
Hachirota Hoshino, apodado como Hachimaki o Hachi a secas, no es un personaje prototipo, pero basta con haber leído algún que otro manga destinado a un público más adulto para darse cuenta que tampoco es tan novedoso como parece. Estos mangas están llenos de personajes grises, con duros pasados y que se han visto forzados por el destino a llevar una vida en la que rechazan las emociones humanas y las grandes masas de gente.
Hachi cumple todos estos requisitos a excepción de que no sabemos su pasado, la parte más importante y la que suele dar sentido a esta clase de personajes, la pregunta es ¿pero este personaje lo necesita? Y es un depende, como ya he dicho suele ser la parte más importante ya que les da un sentido lógico a los personajes, pero me paro a releer la obra, miro su número de tomos y pienso, pues tampoco es tan necesario.
Hachimaki es un personaje muy interesante, obviando su pasado puedes sobreentender que tuvo algún momento especialmente duro que lo hizo ser una persona bastante cínica, cual fuera es irrelevante. A través de sus ojos vemos como es el espacio de la forma más cruda y real posible, experimentamos a través de su personaje como es esa inmensidad negra que, si te descuidas, te engulle hasta no dejar nada de lo que fuiste, que te transforma y deja solo esa parte de ti que quiere sobrevivir a toda costa en un ambienta tan hostil que hasta una simple mota de polvo es capaz de causarte la muerte.
Hachimaki es interesante como avatar mediante el cual el autor nos muestra este desolador mundo que se encuentra más allá de nuestra atmósfera, que vemos cuando se pone el sol y que todos, en algún momento, hemos aspirado a visitar. Hachi es la conciencia amarga que nos recuerda que nuestros sueños no son como la realidad, que esta última podemos morir. Es una mirada tan dura como necesaria para mostrar ese realismo que a veces se nos escapa en obras de ficción, donde se tiende más a la espectacularidad que a narrar las cosas con cabeza.
Hachi no es el personaje perfecto, pero es perfecto para esta obra.

Ai Tanabe y los gatos como símbolo
Ai es un personaje que aporta esa parte de luz que parecía que le faltaba a la obra, esa sensación de que no todo es tan malo. Que el espacio es ese lugar frío e inhóspito, sí, pero que a la par tiene cosas bonitas. Ai es esa persona que demuestra que ser cínico frente a algo no es siempre la solución.
Es una persona que ha sufrido el abandono cuando fue una niña y, supongo que siendo  consciente de ese hecho, es capaz de apreciar más el cariño. Es capaz de ver como dicho amor te puede salvar de la soledad, te puede ayudar a ser mejor persona. Es consciente de lo que implican los animales de compañía y, para ella, los gatos marcan esa unión con su familia, pues un gato es la que la acompañó cuando fue abandonada, la ayudó a crear esos nuevos lazos. Son un símbolo del hogar al que puede regresar para estar segura.

Fee: pasado maldecido, presente frustrado y futuro salvado
La capitana Fee es uno de los personajes más complejos del manga junto con Hachimaki. Durante toda la obra se nos han ido dando pequeñas pistas sobre su comportamiento emocional, que si esa obsesión con los cigarrillos, que si no pensar antes de actuar; pero no es hasta el último tomo donde ahondamos más en su vida.
Su pasado está marcado por la tragedia, la pérdida de su tío injustamente acusado debido al racismo de aquella época no tan lejana.
Un presente frustrado por no poder impedir una guerra de escombros espaciales. Esto se ve muy bien reflejado en la secuencia en la que va en moto, donde se ve como la rabia por lo sucedido la carcome y lo muestra en los acelerones de la moto, en como esquiva a los coches con rabia. Es una escena poderosísima.
Lectura de derecha a izquierda
Un futuro salvado por el amor incondicional de un perro, un amigo desinteresado. Muestra la pureza de estos animales, que sin saber quién eres se preocupan por ti, y como su amor altruista es capaz de mostrarte que el mundo puede ser un lugar mejor.
Esto cierra el círculo de la vida de Fee, que comenzamos explorando en su casa, donde acoge perros y que, en un principio está harta de ellos, pero que al volver del “nirvana” ocasionado por estos peludos animales, los termina queriendo.

Los secundarios de este manga están muy cuidados, al ser la mayoría de capítulos historias autoconclusivas da tiempo a profundizar en ellos, a la vez que se dan pequeñas pinceladas a los principales. Así conocemos la historia del científico Locksmith, de Goro, del frente de defensa del espacio y demás personas y organizaciones que hacen parecer que nos encontramos en un mundo vivo y con diversidad de opiniones.

PUNTUACIÓN: 8,65


Trama
Compleja de analizar pues gira mucho entorno a los personajes y sus situaciones y menos frente a un conflicto real. Lo hay pero se siente lejano, no trasmite que los personajes se hayan preparado para ese momento, y tampoco debería pues esa situación es excepcional y estas nunca están previstas.

Frente de defensa del espacio y el humano consumidor
Una parte de la obra se centra en como el ser humano es una especie “devoradora de planetas”. Cogemos los recursos y los consumimos insaciablemente, sin pararnos a pensar un segundo si son renovables o no, si eso que hacemos va a afectar de manera catastrófica al resto de especies del planeta.
El frente de defensa del espacio es esa fuerza contraria al mundo, una que lucha porque nuestra especie no colonice al resto del sistema solar. Pretende parar el inminente avance una especie que se debate entre la búsqueda infinita o quedarse en casa sin saber la verdad.
Es un tema muy interesante pues tal y como está el panorama actual los recursos que estamos consumiendo no mantendrán nuestro nivel actual de vida. No hablo solo del petróleo, créeme es uno de los problemas menores, hablo de materiales tan importantes como el cobre, este mineral es el usado actualmente en toda la circuitería y no lo estamos reciclando, sus depósitos se están agotando y no seremos capaces de suplantarlo por otro. Esta ausencia de materias primas colapsará la economía mundial.
Lástima que se aborde poco en la obra, el frente de defensa del espacio se pinta casi como una organización criminal que está más en contra de los países ricos y el tabaco que de cómo está llegando al límite la Tierra. Era una buena idea, daba más juego y termina con la disolución del frente, con una explicación vaga, sin haber conseguido nada ni siquiera un alegato final sobre cómo nos estamos cargando el planeta. No se es triste, pero claro, no todas las revoluciones (por buena intención que tengan) triunfan.

Locksmith, el viaje a Júpiter y la explosión lunar
Unido a lo anteriormente expuesto surge el porqué del viaje a Júpiter, necesitamos más materias primas.
Locksmith es el científico que ocasionó la explosión que mató a cientos de científicos y, no solo no se disculpa por ello, si no que se queda sin castigo, las autoridades no le juzgan, dicen que no pueden, es demasiado importante para la misión.
Y aquí se refleja uno de los comportamientos más ruines del ser humano, la codicia por encima de la humanidad. Tiene más importancia llegar a Júpiter y conseguir nuevas materias primas para engrosar los bolsillos de los ricos que velar por la seguridad de las personas. La gente ha sido relegada a máquinas de hacer dinero, detrás de toda esa exploración espacial hay fines políticos. Es la cara más amarga de la exploración espacial pero siempre es importante recordarla. Porque el mundo no-es-perfecto.

La guerra espacial, el efecto Kessner y formar parte de algo más grande
Y de conflicto a conflicto, ahora con la guerra de los desechos espaciales.
Se nos comenta durante todo el manga lo que pueden llegar a ocasionar los desechos espaciales, entorno a ellos orbita toda la historia. Que si pueden ocasionar numerosas muertes, que si con gran cantidad de ellos colapsarían las órbitas, que si impedirían tener satélites y por ende perder la conexión a nivel mundial, etcétera, etcétera. Todo esto es hablado mostrado en el manga. Pero hay cierta pega. Nos perdemos la mejor parte.
Me explico, son 4 tomos, los suficientes como para construir unos personajes interesantes y un mundo coherente consigo mismo, pero no tenemos hilo común. No tenemos una historia que lo interconecte todo, tenemos personajes que fluyen a través de su universo, pero no sentimos que formen parte de algo más grande, como suele suceder en la mayoría de obras. Y esto no-es malo.
No es necesario que toda historia tenga un planteamiento, nudo y desenlace. No es necesario que exista ni siquiera un conflicto mayor. A veces, lo único que necesita una obra es ser coherente con sus personajes, que nos interesemos por ellos, acompañarlos en sus tareas mundanas.
¿Por qué he dicho antes que «nos perdemos la mejor parte»? Simple, la primera vez que lo leí me dio la sensación de dejarnos con la miel en los labios tras el desastre de los desechos y estar la órbita llena de ellos. Pero según pasaba los días recordaba a los personajes, sus historias, sus vidas y cuan interesantes eran. Al releerlo me he dado cuenta de que no necesitaba saber cómo terminaría dicho conflicto, me ha bastado con acompañar a unos grandes personajes durante un pedacito de su vida, a fin de cuentas, esto es slice of life.

PUNTUACIÓN: 8,1




Opinión final
La obra va a lo que va. Te presenta un mundo no muy lejano que es interesante y con el que te puedes identificar rápidamente. Unos personajes maravillosos que acompañaremos durante toda la obra y que nos mostrarán como algo cotidiano puede ser interesante con los actores adecuados.

PUNTUACIÓN:
     →Dibujo: 8,15
     →Ambientación: 7,3
     →Personajes: 8,75
     →Trama: 8,1

     FINAL: 8,1325

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...